LA CIUDAD O EL CAMPO

“1Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos... 3Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo. 4Bendito el fruto de tu vientre...” Deuteronomio 28:1-4

A algunas personas les gusta vivir en la ciudad, a otras en el campo. Hay otras que viven en la ciudad pero que anhelan poder mudarse a vivir en el campo. Piensan que sería una mejor vida para sus hijos. Puede que esto sea cierto pero Dios ha prometido que si somos obedientes a sus mandamientos Él nos bendecirá ya sea que vivamos en la ciudad o en el campo.

Si anhelas vivir en el campo, pero no hay manera de que eso sea posible, deja de fastidiar a tu marido y ten contentamiento. Tener contentamiento en donde vives es más importante que el lugar en el cual vives. El requisito para recibir bendición de Dios sobre tu vida y la de tu familia no es donde vives sino si estás siendo obediente a la palabra de Dios.

Ahora vivimos en el campo. ¡Me encanta! Lo prefiero a la ciudad. Pero a través de todos los años en los que estuvimos criando a nuestros hijos vivimos en la ciudad. Fueron años maravillosos y Dios nos bendijo. Recuerdo cuando nos mudamos de Nueva Zelanda a Australia, no solamente a un nuevo país sino al campo de recreo de Australia – Surfer's Paradise: el paraíso para los que practican el deporte de deslizarse sobre las olas. ¡Nuestra casa miraba hacia el Casino! ¡Auxilio! ¿Cómo puede uno criar adolescentes en este ambiente? Porque este era el lugar a donde Dios nos había enviado para servirle, Él nos bendijo a nosotros y a nuestros hijos. En vez de tener que estar a la defensiva, ellos estaban a la ofensiva para Dios. Todos los niños, los adolescentes y también los más chicos, predicaban cada fin de semana en el centro comercial al aire libre en el Paraíso de los deportistas. Nos ayudaron a hacer crecer la iglesia. Todos siguen amando y sirviendo al Señor al día de hoy.

Cuando nos mudamos a los Estados Unidos, vivíamos en un complejo de apartamentos. Para entonces, solamente Pearl y Serene estaban en casa, todos los demás ya se habían casado. Nos amontonamos, nosotros y la oficina de la revista Above Rubies, en ese apartamento. Mostramos hospitalidad abriendo las puertas de nuestro apartamento y llenándolo con personas que se reunían alrededor de nuestra mesa para compartir los alimentos. ¡Una vez más estábamos siendo bendecidos! Tuvimos muy buenos ratos y gran comunión con muchas personas en ese sombrío apartamento.

He descubierto que el secreto para disfrutar la vida es aceptar el lugar en donde vivo y hacer ahí mi vida, en vez de añorar lo que haya tenido en el pasado o lo que quisiera tener en el futuro.

Por cierto, les voy a dar un secreto para conseguir una casa más grande. Llena la casa que tienes con niños. Llénala con personas que invitas al ser hospitalaria. ¡Cuando Dios vea que llenas la casa que tienes, entonces Él abrirá puertas para que consigas una más grande!

Algunas personas piensan que es muy difícil criar a los hijos en la ciudad. Sin embargo, las siguientes palabras que Dios habla después de decir que nos bendecirá en la ciudad y en el campo son que bendecirá el fruto de nuestro vientre. Esta bendición es para los que viven en la ciudad y para los que viven en el campo. Dios nos ayudará y proveerá para nosotros en cualquier lugar que vivamos.

Confía en Sus promesas.
NANCY CAMPBELL

ORACIÓN:
"Señor, te doy gracias por el lugar en donde nos has puesto como familia. Me regocijo en tu provisión y tengo contentamiento. Ayúdanos a cumplir tus propósitos para con nosotros en este lugar en este momento de nuestras vidas. Amén."

AFIRMACIÓN:
¡Estoy contento en el lugar en donde Dios me ha puesto!

A muchas mujeres les gusta guardar estos devocionales. Los imprimen y guardan en alguna carpeta para después leerlos y releerlos. Algunas los imprimen y pegan con imanes en la puerta del refrigerador para leerlos durante la semana. Si estás imprimiendo este devocional y necesitas que la letra sea más pequeña, resalta el texto y cambia el tamaño de la fuente.
Si conoces a otras personas que pudieran ser bendecidas por estos devocionales avísales que pueden subscribirse enviando un correo en blanco a la siguiente dirección de correo electrónico This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Translated by Pam Richardson

Above Rubies Address

AboveRubies
Email Nancy

PO Box 681687
Franklin, TN 37068-1687
Phone Toll Free in USA: 877-729-9861
Or  Phone : 931-729-9861
Office Hrs 9am - 4pm, M - F, CTZ